Estación de Ferrocarril, 18240 Pinos Puente, Granada

Aceite de oliva: la grasa más sana en la dieta mediterránea

Aceite de oliva: la grasa más sana en la dieta mediterránea

El aceite de oliva es «la grasa más sana que hay», según los expertos en nutrición. Y ahora también según la Unión Europea (UE). Así lo dice la European Food Safety Authority (EFSA), es decir, el organismo de la UE que regula todo lo relativo a las condiciones de seguridad y calidad alimentaria en Europa.  En un reciente informe sobre los alimentos más saludables, están el aceite de oliva, el aceite de oliva virgen y el aceite de oliva virgen extra (aove), lo que avala las cualidades preventivas y beneficiosas que tiene este ‘súper alimento’ que nos da el olivar.

En concreto, la UE ha incluido al ácido oleico, los polifenoles y la vitamina E como propiedades saludables del aceite de oliva. Esto viene a confirmar la importancia que tiene nuestro ‘zumo de la aceituna’ dentro de la tan necesaria dieta mediterránea. 

Los expertos insisten en lo valioso que es el aove como producto 100% natural, sin aditivos ni conservantes, y, por tanto, especialmente beneficioso para mantener un estado óptimo de salud y para reducir las posibilidades de padecer ciertas enfermedades.

Las claves para entender las ventajas que tiene el consumo del aceite de oliva son sus polifenoles, unos nutrientes con una potente acción antioxidante y antiinflamataria. Los polifenoles del aove son el hidroxitirosol y el tirosol; estos componentes tan valiosos ayudan a tener a raya el colesterol ‘bueno’ o HDL según numerosos estudios científicos. Así que, si a eso le sumamos las propias recomendaciones de la UE, podemos estar seguros de que incluir aceite de oliva en nuestra dieta es una buena decisión. Y, ahora, en verano, no pueden faltar en nuestras ensaladas o en platos tan veraniegos, refrescantes y sanos como el salmorejo o el gazpacho.
Aceite de Oliva Suróleo, de Aceites Sierra Sur.

Aceite de Oliva Suróleo, de Aceites Sierra Sur.

Cuatro o cinco cucharadas de aceite de oliva

Pero, ¡ojo! Tampoco podemos olvidar que, al ser una grasa, su consumo debe ser moderado. Los nutricionistas recomiendan que cada persona tome a diario de cuatro a cinco cucharadas soperas de aove. Al fin y al cabo, el aove está en la base de la dieta mediterránea, uno de los mayores’ tesoros’ que tenemos en España. Y, además, continuamente conocemos nuevos estudios que relacionan el consumo de aceite de oliva con la prevención de enfermedades como el cáncer, la diabetes o los problemas cardiovasculares.

El consumo de aove reduce la resistencia a la insulina y favorece el control del azúcar en sangre. Es decir, es un nuevo aliado para los diabéticos.

El aove reduce el riesgo de padecer cáncer o enfermedades cardiovasculares.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies