Estación de Ferrocarril, 18240 Pinos Puente, Granada

6 interesantes curiosidades sobre el olivo

6 interesantes curiosidades sobre el olivo

Para hablar del aceite de oliva virgen extra es imprescindible hacerlo del olivo, el árbol que desde hace muchísimos siglos proporciona uno de los alimentos más importantes de la dieta mediterránea. El día 26 de noviembre es el Día Mundial del Olivo, que lleva dos años celebrándose precisamente para poner en valor la cultura, historia y valores a él asociados. Y hemos querido por ello recopilar algunas curiosidades en nuestra opinión interesantes.

Seis curiosidades sobre el olivo

1. En España hay 8 variedades de olivo especialmente extendidas. Son esos tipos de olivar los que determinan las cualidades de cada aceite de oliva virgen extra o cada tipo de aceituna de mesa. Concretamente hay cuatro variedades de olivo predominantes:

-de aceituna arbequina,

aceituna picual,

hojiblanca

-y de arbosana).

Y cuatro más frecuentes que producen aceituna de mesa:

-manzanilla sevillana,

-gordal,

manzanilla cacereña

-y hojiblanca.

 

Olivares andaluces

2. El olivo es un árbol de larga tradición en la agricultura de los pueblos mediterráneos. Fenicios, egipcios, griegos… ya lo cultivaban. De hecho, los primeros documentos escritos que lo mencionan son tablillas de arcilla del reino de Minos (unos 2.500 años antes de Cristo). Lo hemos sabido por el portal web Ecoticias. El antecesor del olivo es el acebuche u olivo silvestre.

3. Desde 1990 la Universidad de Córdoba y el Ifapa de la Junta de Andalucía trabajan en un programa de mejora varietal de olivo. Esta experiencia ha proporcionado ya tres nuevas variedades: sikitita, sikitita dos y martina.

Variedades y algo de historia

4. Sólo en España se estima que hay unas 260 variedades de olivo. Y en el mundo 1.500.

5. En la Grecia clásica el olivo era considerado tan valioso que había en todos los jardines. Era un árbol ‘sagrado’. Los dioses griegos vinculados eran Hércules y Atenea.

6. En la Biblia hay más de 400 referencias al olivo y al aceite de oliva, que de hecho era utilizado como ungüento. Por eso aparece en dos de los episodios más conocidos de las sagradas escrituras. Uno de ellas es cuando Jesucristo está orando en el monte de olivos, antes de su prendimiento  y el inicio de su Pasión y muerte en la cruz. La otra cuando, según el Génesis, una paloma entrega una rama de olivo a Noé para anunciar el final del Diluvio Universal.

«Yo quisiera estar siempre como tú, viejo olivo,
enhiesto bajo el cielo azul de Andalucía,
como un Dios que se siente eternamente vivo,
heraldo de una tierra que anuncia la alegría».

Antonio Casares