Estación de Ferrocarril, 18240 Pinos Puente, Granada

Mermelada casera para guarnición, ¿la has probado con aceite de oliva?

Mermelada casera para guarnición, ¿la has probado con aceite de oliva?

Elaborar productos caseros siempre es garantía de comida saludable. Cada cual controla las cantidades de ingredientes e intenta que sea todo lo más natural posible. Por eso preparar mermeladas caseras, si te gusta la cocina, puede ser una buena forma de disfrutar de la preparación tanto como de su consumo.

Y, como nos gusta que el aceite de oliva tenga su lugar en las recetas que elegimos, hemos pensado en proponeros una mermelada casera para guarnición de carnes o pescados, para el desayuno, para aderezar cualquier plato… Pero que lleve aceite de oliva 😉.

Es una mermelada que, aunque también puede ir estupendamente en tostadas o como base de aperitivos, funciona muy bien a modo de salsa en las guarniciones de asados en general y en productos a la plancha. Con ellos, el contraste de sabor está garantizado. ¡Vamos a por esas mermeladas caseras!


Mermelada casera de AOVE

Es nuestra primera opción. El ingrediente estrella, como no podía ser de otra forma, es el aceite de oliva virgen extra.

Ingredientes:

50 g de azúcar de caña

650 g de agua

30 g de tapioca

250 g de aceite oliva virgen extra

Elaboración:

Lo primero será hacer el almíbar, hirviendo la mezcla del agua (150 gr) y el azúcar sin parar de remover, hasta que tenga la consistencia de hebra fina. Después, lo dejaremos enfriar.

A continuación, cocemos la tapioca con agua (500 gr). La crema resultante la vamos añadiendo al almíbar y a continuación, el aceite de oliva virgen extra. Todo poco a poco, para que se liguen bien.


Mermelada casera de tomate con aceite de oliva

Es otra forma de disfrutar de una mermelada casera elaborada con AOVE. Y, además, combina dos productos que en nuestro país estamos acostumbrados a unir en desayunos, ensaladas, entremeses, etc. Hablamos del tomate natural y el aceite de oliva virgen extra. La receta del blog de las Recetas de Triana nos ha gustado bastante por su sencillez. La compartimos.

Ingredientes:

1 kilo de tomates
150 gramos de azúcar moreno.
100 gramos de azúcar blanca.
50 cc. de zumo de limón
50 cc. de aceite de oliva virgen extra

Elaboración:
Escaldamos los tomates, retiramos la piel y los cortamos en dados pequeños. Luego, añadimos el aceite de oliva virgen extra, el azúcar moreno y el azúcar blanca y mezclamos bien todos los ingredientes. A continuación, dejamos macerar en el frigorífico durante unas horas.
El siguiente paso es preparar el zumo de limón. Con fuego medio-alto, ponemos la mezcla que teníamos en la nevera uniéndole el zumo y ayudándonos de una cuchara de madera vamos moviendo. Es importante espumar hasta que la mezcla hierva.
Una vez hirviendo, bajamos la temperatura de la cocción y dejamos a fuego suave hasta que la mermelada tenga la consistencia correcta (mas o menos media hora, según la cantidad de agua del tomate). ¡Ojo! Es importante que la mezcla quede algo líquida, porque al enfriarse espesa y pueda quedar demasiado sólida.
Luego echamos la mezcla en un tarro de cristal esterilizado y cerramos. Para terminar, en una olla con agua hirviendo introducimos los tarros de mermelada casera y hervimos veinte minutos. ¿El objetivo? Hacer el vacío si queremos conservarla durante mas tiempo. Si vamos a consumir nuestra mermelada casera en poco tiempo, puedes prescindir de este paso.

 

Son dos recetas sencillas. Aunque hay muchas más. ¿Probamos?